viernes, 13 de febrero de 2009

¡Picota, picota, no hay más que una, la del Jerte!

La picota del Jerte, la genuina, es la reina de las cerezas. Pequeña, redondeada y con un sabor auténtico, de carne dura y que cruje al primer mordisco. Es la única que no tiene rabito, es la picota del Jerte. Es la única con denominación de origen protegida Cereza del Jerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada