martes, 16 de junio de 2009

“PICOTA DEL JERTE, LA ÚNICA QUE QUIERO”

“PICOTA DEL JERTE, LA ÚNICA QUE QUIERO”

El Consejo Regulador de la “Cereza del Jerte” potencia el distintivo de calidad de la única picota de España que cuenta con Denominación de Origen Protegida

Esta fruta es una gran aliada de la salud y la belleza

Sólo son 4 las Picotas del Jerte con Denominación de Origen Protegida por el Consejo Regulador de la Cereza del Jerte

La picota del Jerte es un producto exclusivo que se distingue por su excepcional dulzor, su textura carnosa y crujiente, su tamaño y color, y sus propiedades saludables. Para que quede claro, cerezas son todas, pero Picotas del Jerte sólo son cuatro variedades de características similares las que cuentan con Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte y que tienen estos nombres: Pico Limón Negro, Pico Negro, Pico Colorado y Ambrunés, esta última, la reina de todas ellas.

La picota de Jerte es un producto exclusivo , es una cereza de un tamaño un poco menor que la cereza, crujiente y de sabor con carácter. Además, es la única que pierde el péndulo de forma natural. El calibre medio también es un signo diferenciador que comprende desde los 22 a los 26 milímetros.
Todo ello permite que lleguen a los mercados en perfecto estado aun cuando previamente se las ha desprendido del rabito, algo que otras, más blandas, no soportan.

Como todas las demás, se cogen a mano, una a una. Este valle extremeño, que ha ganado una creciente fama por sus miles de cerezos en flor, ofrece un espectáculo no menos singular en los meses de la cosecha de la Picotas del Jerte que empieza a finales de mayo y culmina a finales de agosto.

Consumir picotas del Jerte se ha convertido en una gran fuente de salud y bienestar: tiene 8 vitaminas, hierro, magnesio y calcio, muchos antioxidantes, fibra y pocas calorías. Además es una gran aliada de la belleza porque hidrata y suaviza la piel, protegiéndola de los rayos solares y favoreciendo el bronceado.

El Valle del Jerte es el único sitio donde se recogen las Picotas del Jerte con Denominación de Origen que sólo 24 horas después de ser recogidas llegan a los consumidores en perfecto estado.

Este producto se ha convertido en indispensable dentro de la despensa española, siendo muy demandado en mercados nacionales e internacionales, sobre todo en Alemania y en Reino Unido.

Lo ideal es consumirla de forma natural, pero también es muy utilizada en la cocina, no sólo para postres sino también como acompañantes de platos salados como los quesos o el foie y últimamente también con cava y champagne.

La picota del Jerte es la más codiciada por los consumidores y la única que quieren.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada